Prueba: Ford F-150 Supercab Raptor SVT. El amigo americano

Ford F-150 Supercab Raptor SVTEn un mercado nacional cada vez con menos variedad y sobre todo con vehículos día a día menos eficaces, hay usuarios que buscan en el mercado de importación vehículos que satisfagan todas sus necesidades, tanto en el día a día como en viajes, rutas y excursiones. Este es el caso del Ford F-150 Supercab Raptor SVT.

El fabricante americano, ha tenido en nuestro país una gama cuando menos peculiar para moverse fuera del asfalto con garantías. Lejos queda ya el Maverik, aquel modelo que compartía casi todo con el Nissan Terrano, y que se veía con frecuencia en nuestras carreteras y caminos en el boom del sector en los noventa.

Ford F-150 Supercab Raptor SVTTambién en la distancia queda el Explorer que se podía adquirir en los concesionarios oficiales de la marca a finales de esa década. En nuestros tiempos, el Ranger, la pick-up europea de Ford se ha convertido en uno de los pocos 4×4 de verdad que quedan en nuestro mercado, al que acompaña en la gama Ford el Edge y el Kuga como todo caminos. Quien no se conforma, tiene en el mercado internacional un modelo que a medio camino de las pick up europeas y de los casi camiones americanos, el F-150, primer escalón de la serie “F”, que en su versión SVT (Sport Vehicle Truck), viene de fabrica equipado, y con muchas soluciones imprescindibles en el uso intensivo fuera de asfalto.

Ford F-150 Supercab Raptor SVTEl propietario es uno de los pilotos habituales del Nacional, Iván Banaclocha que según sus propias palabras, si bien encontraba coches en el mercado, principalmente Toyota, con posibilidades para preparar a conciencia, estaba precisamente harto del proceso y quería un todo terreno que desde su configuración de serie le permitiera llevar a cabo sin problemas rutas por la península y el puñado de viajes que cada año realiza a Marruecos. Decidido a hacerse con uno, pero los alrededor de 70000 euros que cuesta nuevo le hicieron decidirse a adquirir uno de segunda mano, en buen estado y con tan solo meses matriculado. Conseguirlo no le fue fácil, ya que es un modelo muy demandado en Estados Unidos donde tiene su grueso de ventas y más aun en el segmento de los seminuevos.

Ford F-150 Supercab Raptor SVTHasta tres veces, debió enviar la señal por trasferencia, ya que este proceso lleva un par de días y desde que en internet veía uno que le gustaba y hacia la gestión, otro interesado se presentaba donde estaba el coche con el dinero de la señal y haba que empezar de cero, debiendo conformarse con recibir de vuelta el dinero enviado.

Finalmente pudo cuajar una operación y se hizo con uno. Tenía muy pocos kilómetros y menos de medio año de uso, en un color que le gustaba, crema claro “color desierto” como dice el propio Banaclocha y para la península en barco. El precio de los Raptor tanto nuevos como semi nuevos debería bajar ante la inminente llegada de la versión 2017 del modelo con cambios estéticos y técnicos. Debió una vez recibido, realizar un estudio de homologación como cada coche que se importa fuera de la Comunidad Económica Europea, aprovechando la gestión para introducir los accesorios y mejoras que le parecieron pertinentes, aunque viniera muy equipado de fábrica.

Ford F-150 Supercab Raptor SVTCon todo en regla, ya solo quedaba disfrutar del coche y hacerle kilómetros, algo a lo que ayuda el propio manual del conductor que incluye un completo curso de conducción 4×4, con recomendaciones para abordar dunas o zonas rocosas por poner un par de ejemplos.

PREPARADO PARA LO PEOR.

Sería interminable la cantidad de detalles que nos gustan del Raptor, pero lo primero que es de agradecer es que pese a ser un modelo moderno, mantiene las líneas cuadradas de los 4×4 de toda la vida. La caja de carga es enorme y el habitáculo no le va a la zaga pudiendo viajar cómodamente cinco adultos, por muy largo que sea el desplazamiento. Hay que decir que el coche entre otras soluciones incorpora de serie, cuatro conjuntos de muelle y amortiguador Fox de competición, protecciones parciales de bajos, pintura de capó mate para evitar reflejos, estribos laterales, llantas con mordaza para circular a baja presión y neumáticos mixtos en medida 315//70/17.

Ford F-150 Supercab Raptor SVTEn cuanto a los accesorios que Iván a introducido se encuentran en el habitáculo los sistemas de navegación, un GPS Lowrance HDS-7 y una tablet PC Panasonic FC-51, una nevera Indel B modelo TB41Aque anula la plaza trasera central y unos cinturones delanteros de arnés de tres puntos de anclaje, y fuera del mismo un sistema completo de Bump Stop de la marca King para colaborar con la suspensión en situaciones extremas de compresión, un cabrestante Warn Zeon  10-S Platinum de 4536 kilos de capacidad de arrastre, cuatro soportes laterales para el gato mecánico, una barra de luz de led de techo de 480 Vatios modelo Curved Osram,  cuatro faros de largo alcance Omo Tcr y dentro del compartimento de carga un cofre hecho a medida, compresor Viair Xtrem Duty OBA de doble calderin, material de desatasco, la sexta rueda y tapa de la caja de carga X-Line XS 100.

La imagen del Ford F-150 Supercab Raptor SVT es sencillamente impresionante, grande, cuadrado, perfecto. Subirse es fácil gracias a los estribos, y el puesto de conducción es cómodo y con un cuero agradable. La postura de conducción es ideal y con multitud de reglajes para adaptarse a la morfología de cualquier conductor. Impresionante cuadro de instrumentos, con el conmutador para poner el 4×4 y la reductora muy a mano y algo importante que destacar, la existencia justo delante de la palanca del cambio automático de cuatro conmutadores, que se pueden personalizar a voluntad, desde reglaje de suspensiones llegado el caso hasta uso del cabrestante, pasando por el uso del compresor o la activación de una cámara tras el remolque que llevemos si es que lo llevamos.

Ford F-150 Supercab Raptor SVTSuavidad y agradable tacto en todo, y facilidad en las maniobras, gracias a las cámaras delanteras y traseras, (no hay que olvidar en ningún momento que nos movemos con unas dimensiones que superan lo habitual) y potencia, cuando aplastamos el pie en el acelerador. Los más de 400 cv se notan y de qué manera, el motor empuja sin titubeos son 6.2 litros de cubicaje y dado que vamos por una pista estrecha, extremamos nuestra atención porque aquí subidos parece que vamos por un pasillo. Si la pista empeora, se puede mantener el ritmo, la suspensión trabaja perfectamente, y el tren trasero no se descoloca pese a que vamos sin carga y con poco combustible. Si abordamos zonas trialeras tendremos que tener en cuanta nuestra anchura, el ángulo ventral y sobre todo que movemos más de tres toneladas. Sin duda el Raptor esta más a gusto  en campo abierto, que es en el fondo para lo que su propietario se ha hecho con él.     

Ver también

tiguan allspace

Presentación. Volkswagen Tiguan Allspace. El SUV aleman tiene ahora “hermano mayor”.

  Se trata de un modelo enteramente nuevo dentro de la ofensiva del fabricante alemán, …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies