Prueba. 2000 kilómetros con la Mercedes X 250 Titan Desert. Locomotora alemana.

En un mundo cada vez más poblado de SUV las pick up, son un reducto inexpugnable que pese a su enfoque a priori industrial y de trabajo, han venido incorporando materiales y acabados de berlinas de representación, para ampliar así la horquilla de clientes finales. Esto permite al aficionado tener aun en el horizonte de compra oferta de vehículos que permitan satisfacer sus necesidades de aventura en familia sin pensar que se va directamente a la cantera a trabajar. Mercedes Benz que cuenta en su catalogo de diversos modelos con capacidades fuera del asfalto, teniendo como punta de lanza un icono como el “G”, no ha querido perder la oportunidad  de entrar en el segmento creando así la Clase X, consecuencia de la colaboración con otras marcas del grupo empresarial.

prueba mercedes clase x

Se trata de una unidad X 250 D 4Matic de motor de 250 caballos. De serie cuenta con estriberas, cofre de carga con superficie protectora, tapa con llave para el mismo y barras cromadas exteriores. Monta cuatro (el de repuesto se mantiene de origen) neumáticos de tacos Cooper Dicoverer S/T MAXX en medida 265/65 R17 en sustitución de la monta original 255/60 R17 ganando en balón y diámetro aumentando la altura libre alrededor de un centímetro y lo que es mejor optimizando la adherencia fuera del asfalto. 

prueba mercedes clase x

Rizando el rizo, nuestra unidad es de las que la marca ha cedido a la organización de la Titan Desert, prueba de mountain bike que se celebra en Marruecos y que es toda una referencia para los que les gusta dar pedales por el monte. Mantiene la decoración que corresponde a la Dirección de la citada carrera, que destaca sobre manera sobre la carrocería en tono bronce. Esta “cangreja” llama la atención simplemente aparcada y fueron bastantes los que se hicieron fotos y la contemplaron allá donde nos detuvimos, por no hablar de los aficionados que nos adelantaban con sus bicis en el techo o en la parte trasera de sus vehículos que hacían toda clase de aspavientos y parabienes al sentirse identificados con la carrera.

prueba mercedes clase x

A bordo, la posición de conducción, es cómoda y los asientos recogen bien, no notándose la espalda “tocada al bajarnos tras un recorrido generoso en kilómetros. La instrumentación es sencilla pero clara y permite hacerse con los mandos fácilmente.  

prueba mercedes clase x

Los acabados llevados a cabo y los materiales son impecables y desde luego que parece que viajamos en un vehículo convencional y para nada en uno de gama industrial. Hay sitio para todo por la existencia de huecos repartidos por el coche y todo parece estar muy a mano.

prueba mercedes clase x

Loa asientos traseros, mantienen los estándares de calidad de los delanteros pese a que deben mantener la verticalidad a la que obliga la pared trasera del habitáculo, son amplios con dos ocupantes y suficientes con tres si es que no son muy voluminosos.

prueba mercedes clase x

 Cabe destacar el detalle de la ventana trasera abatible con un interruptor en el cuadro de mandos, que permite un transporte cómodo de esquíes o patas de teodolito por poner unos ejemplos.

prueba mercedes clase x

El cofre de carga es sencillamente generoso en espacio, y será la solución de muchos de los que necesitan cargar con ganas, subir maquinaria o montar una célula vivienda. Tiene soportes para atar carga pos toda su superficie, y el protector es más que correcto para no solo no dañar la carrocería sino también evitar ruidos de los que estemos transportando.

prueba mercedes clase x

En marcha comprobamos que su andar es suave y para nada transmite sus dimensiones exteriores, aunque estas debemos tenerlas en cuenta, ya que es más grande y sobre todo más largo de lo que parece. Ayuda sobre manera la cámara de 360º que debe impedir que topemos con nada. Puestos en carretera, lo primero que comprobamos es que los neumáticos Cooper son más silenciosos de lo que en principio podría parecer, la insonorización es impecable, pero hasta con la ventanilla subida cualquier sonido o vibración no deseada nos llegaría y en este caso no lo hace.

prueba mercedes clase x

Nos resulto incomoda la posición del mando de control de crucero, ya que se encuentra en el lado izquierdo cerca de él de los intermitentes y a veces nos equivocamos a la hora de pulsar, habiendo sido preferible que estuviera en el derecho donde no hay nada, por lo demás, una delicia de viaje y es que hicimos un buen recorrido, de Madrid al pirineo leridano, Andorra y vuelta por Zaragoza subiendo antes el Moncayo. Las vías rápidas no fueron problema y las carreteras comarcales y locales menos.

prueba mercedes clase x

En tráfico urbano, no deberemos olvidar el tamaño de nuestra Clase X sobre todo de largo, y… en algunos garajes, por que llegar a meterlo en el del hotel de turno obliga como mínimo a bajarse y a controlar la maniobra de cerca. En el campo, lujo asiático. No sería justo compararlo con los coches que habitualmente pasan por nuestra web, ya que aparte de la propiedades intrínsecas del modelo, estemos ante una unidad con preparación suficiente para que nuestra confianza este al 100%. Monta lo básico para que cualquier todo terreno, este lo es, pueda desenvolverse en el monte sin problemas, buen neumático y de dibujo técnico y protecciones de bajos.

Abordamos toda clase de pistas y caminos, siendo efectivo en cualquier circunstancia excepto en curvas muy cerradas, donde por dimensiones, tuvimos que hacer maniobra. Por el contrario en pistas rápidas es un tiro, ya lo decía el piloto Salvador Servia: “Un coche corto es como una bola y uno largo como una bala”.

prueba mercedes clase x

El motor siempre está ahí, con buenos bajos y agradable progresividad, con un cambio automático perfecto cómplice del propulsor. En cuanto a consumos, teniendo en cuenta que no fuimos a ahorrar, se nos clavo en el umbral de los once litros sin poder rebajarlo, pero ya se sabe, el gasto de aceite y gasolina salen del pie izquierdo. El comportamiento de las suspensiones nos pareció correcto, desde luego no es lo mismo una prueba puntual, que un uso habitual, pero teniendo en cuenta que en ningún momento rodamos con mucho peso nos pareció correcto, sin excesivos rebotes y con buen aplomo en los apoyos, sin hundir el morro en las frenadas.

prueba mercedes clase x

En campo, ve muy bien, pudimos afrontar pasos complicados, en los que las ayudas nos parecieron hasta innecesarias, por que el coche pasa literalmente por todo, sin mucha ayuda. Este Clase X desde luego un caramelo y lo mejor es que tras lo vivido, desde Mercedes Benz España se animaran a poner en el mercado una serie limitada con estas mejoras. Lo comentamos por dar buenas ideas.

PREPARACIÓN PERSONALIZADA.

prueba mercedes clase x

Por Juan Carlos Fernández*

“Recibimos el encargo por parte de Mercedes Benz para asistirles en la creación de una versión de su X-Class con unos toques mas off road que los que el vehículo aportaba de estricta serie De una parte, se sacrificaría la comodidad de la configuración de concesionario, pero se podría sacar más partido al vehículo fuera del asfalto. Este vehículo en concreto ha sido utilizado para remolcar una de las carrozas del desfile de la Cabalgata de Reyes de Madrid  (3.500 kg arrastrados) y posteriormente como para ser coche de apoyo y carga en la Titan Desert,  amén de otras actividades previstas por el fabricante.
prueba mercedes clase x

Todo el trabajo se ha llevado a cabo  en estrecha colaboración con  la filial española de la marca, que confió en las soluciones que propusimos. A partir de aquí,  realizamos un estudio técnico de viabilidad junto a los ingenieros de suspensión de ARB para proponer al cliente la mejor de las opciones. Llevamos a cabo  las pruebas dinámicas necesarias y pudimos valorar que con el conjunto que habíamos preparado el coche quedaba listo para un uso intensivo fuera del asfalto.

prueba mercedes clase x

Se ha trabajado principalmente en la suspensión, instalando unos amortiguadores delanteros y traseros Old Man Emu Nitrocharger Sport tarados 35% más duros que los de serie. Muelles delanteros y traseros con tarado 40% más de dureza que los de serie.  Sobre los traseros además de los nuevos muelles también de nuestra marca Old Man Emu,  se añaden un  segundo juego de muelles  de refuerzo adicional que actúan  y auxilian en sus tareas a los dos principales en los momentos de máxima carga o en aquellos otros  que al coche se le exige mayor rendimiento.

prueba mercedes clase x

Otros aspectos sobre los que hemos trabajado han sido protecciones de bajos de manufactura ARB en chapa de acero de 5 mm en  estampación, blindando de esta manera no solo motor cambio y transfer, si no también grupo diferencial trasero y depósito de combustible. Por último, bola de remolque al máximo de sus posibilidades, habiendo homologado nuestro propio enganche de remolque para X-Class llegando al límite de los 3500 kg, máximo permitido en una pick up.”

prueba mercedes clase x

*Juan Carlos Fernández, es el máximo responsable de Promyges, compañía líder en la comercialización y distribución de toda clase de accesorios para todo terreno, SUV y vehículos industriales. No solo es un hombre de oficina y tienda ya que predica con el ejemplo siendo desde hace varias temporadas es uno de los deportistas habituales de la caravana del Campeonato de España de Rallies Todo Terreno, haciendo de paso raids en varios continentes con 4×4 y con motos de trail, por que las dos ruedas son otra de sus pasiones. Todo ello permite ratificar que sabe perfectamente de lo que habla.

prueba mercedes clase x

LA OPINION DE XAVI MARCO   “PASA POR TODO”.

Aprovechando que en nuestro recorrido hacíamos parada en  las instalaciones de Guaja Aventuras, que mejor que poner el coche a prueba en el circuito que para todo terrenos tienen en la localidad leridana de Cellers. A su gerente, no hubo ni que pedírselo, directamente nos dijo que si podía probarlo, y en un parpadeo se puso a los mandos del vehículo, sacando rápidamente sus conclusiones.

prueba mercedes clase x

“Es imparable, dispone de las ayudas necesarias para salir de situaciones complicadas, es increíble como por muy incomodo y retorcido que esté, con un golpe de gas pase sin problemas. Hay que reconocer que el neumático ayuda, ya que con el de serie la adherencia no sería la misma. En cuanto a comportamiento, los recorridos de suspensión me parecen óptimos para el tamaño del vehículo y el tarado correcto. En pista me ha resultado impecable, teniendo en cuenta que rodamos con muy poco peso.  Otros factores a tener en cuanta son la comodidad para los ocupantes y su bien andar en carretera, por no hablar de sus capacidades de carga y remolque y una imagen más que representativa Es desde luego de las pick-up más versátiles del mercado. Vale para remolcar maquinaria agrícola, para viajes de aventura y para ir a un acto social y ser de los que llama la atención. Pone el listón muy alto a la competencia”.   

prueba mercedes clase x

*Xavi Marco es el responsable de Guaja Aventuras, empresa dedicada a la creación de eventos al aire libre, cursos y viajes de aventura,  contando con sede fija en el pre pirineo leridano con circuitos de diversa dificultad y escuela móvil de conducción en moto para niños de cero emisiones al ser unidades eléctricas. Paralelamente, pone en marcha competiciones para motos buggies ligeros y quads, habiendo sido responsable de dos citas del Nacional de Todo Terreno.

 

Ver también

masia pelarda

Otoño en Masia Pelarda. Sin respiro entre actividades, con el 4×4 como protagonista.

Desde la base turolense, se han programado tal cantidad de salidas al monte, cursos y …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies