Especial SUV Seat I. Prueba. 1500 kilómetros con el Arona FR. Escalón de acceso.

prueba seat aronaLa marca española, ha implementado su oferta con una gama SUV en varios modelos. Los conoceremos todos, pero había que arrancar por el más asequible y con menos pretensiones. El Arona se presenta como un modelo de tracción a un eje, con más altura libre que un turismo convencional, por lo que está pensado para movimientos ciudadanos y carreteras y esporádicas salidas fuera del asfalto sobre caminos de buen piso.

prueba seat arona

El concepto SUV, dejo hace tiempo de ser una moda para convertirse en uno de los más importantes sectores del mercado, en Seat no se han quedado atrás y este Arona es un ejemplo. Comparte la plataforma del Ibiza, siendo algo más largo y sobre todo más alto. El volumen de la carrocería gana enteros y espacio, que es algo que busca el cliente final de este tipo de vehículos. Tener posición de conducción elevada, espacio en las plazas traseras y capacidad de carga. Y… un diseño a la última. Este es uno de los argumentos del modelo, se puede personalizar jugando con los colores de carrocería y techo ya que se puede adquirir bicolor.

prueba seat arona

Exteriormente tiene los rasgos más recientes de la gama destacando la doble parrilla frontal.  Recuerda mucho al Ibiza, dando más sensación de robustez por la cintura alta y el ancho pilar trasero. Las llantas y los detalles cromados en barras de techo, frontal y laterales dan a entender que el Arona es más que un turismo convencional. Interiormente, la posición elevada se agradece así como unos asientos con buena banqueta y mejor sujeción lateral.

prueba seat arona

En marcha, se muestra agradable en el tacto aunque los acabados son simplemente dignos, con más plástico a la vista y al tacto del deseado. Los kilómetros no son problema ya que tiene un buen andar, en cualquier circunstancia. Buen tarado de suspensiones y tacto agradable de dirección y frenos.

prueba seat arona

El compartimento de carga dispone de un doble fondo que con los asientos abatidos forma una base plana para facilitar el transporte de objetos voluminosos. En la posición baja del mismo, alcanzaremos los 400 litros de capacidad.

prueba seat arona

Aunque es opcional, dispone de rueda de repuesto de emergencia, lo mínimo exigible a un coche. Si no la pedimos deberemos conformarnos con el kit anti pinchazos.

prueba seat arona

Fuera del asfalto no nos debemos animar. Llevamos un turismo con buena altura libre sin más. 19 centímetros que permiten rodar por pistas y caminos en buen estado.  Lo hicimos por las sencillas de la Finca de Les Comes sin problemas, pero no nos debemos complicar la vida. Los bajos están protegidos, aunque de forma somera por una plancha protectora más bien enfocada a mejorar la aerodinámica. Tan solo contaremos con la ayuda de arranque en pendiente si nos encontramos en apuros, ya que hasta una pendiente seria deberemos superarla con inercia.

prueba seat arona

Consumo.

En el umbral de la velocidad máxima permitida, y rápido por las pistas buenas de Les Comes, no hemos ido en ningún momento a ahorrar combustible, viajamos solos y con poco equipaje, y nos hemos ido a cerca de siete litros cada cien kilómetros. El motor tricilindirco de gasolina  1.0 de 115 caballos, se nos antojo rumoroso, y de consumo comedido si no se le exprime con ganas. La versiones diésel anuncian menor consumo.

prueba seat arona

No está pensado el coche para eso, ya lo anuncia el fabricante, “SUV urbano”, y ese es su espacio natural. Un modelo diferente, muy personalizable, asequible y que no nos dará problemas.  Ayuda también un precio competitivo, ya que tenemos un  Arona desde 15.000 euros. 

prueba seat arona

La opinión de Mónica Verges Puiguriguer, propietaria de un Arona. “Me hubiera gustado una versión más potente”.

“Me muevo en moto de forma cotidiana, pero para los fines de semana necesitaba un vehículo asequible en el precio, de buen tamaño (debo llevar un perro de considerables dimensiones) y que me permitiera de vez en cuando salir fuera del asfalto. En muchos aspectos no me ha defraudado, pero me falta algo más de potencia, en situaciones adversas a la hora de adelantar cuando vienes con una marcha larga o en una pendiente pronunciada. Una versión más deportiva con un motor de más prestaciones hubiera sido ideal. Es mi primer SUV cómodo en cuanto a la postura de conducción aunque en algunas situaciones, sobre todo en carreteras de montaña y en bajadas echo de menos la baja altura de un turismo, que da más sensación de estabilidad. Quizás vuelva al Ibiza”.

 

Ver también

kia kx3

Avance. Los SUV Kia que vienen.

Se trata de dos concept, por un  lado el KX3, muy avanzado de realización en …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies