prueba alfa gulia q4En unos tiempos en los que los SUV con pretensiones de salir al monte quitan tracción a uno de sus ejes en la mayoría de su gama, hemos querido comprobar que el 4×4 se mantiene como oferta en modelos tradicionales. Este Alfa es perfecto.

En unos tiempos en los que todo lo que rodea al 4×4 es a veces motivo de injusta controversia, hay quienes siguen confiando en el concepto. Acostumbrados a todo terrenos y SUV de diferentes tamaños y prestaciones, hemos querido hacer un punto y aparte (y no será el único) a la hora de disfrutar de un  4×4 “bajito”. Este Gulia tiene muchos y buenos argumentos para gustar, pero de momento no ha calado en el cliente final, muy influenciado por la publicidad o por lo que usan vecinos y conocidos.

prueba alfa romeo gulia q4

Estamos ante una berlina que si bien pudiera ser de lo más familiar, añade toques de distinción muy deportivos. Exteriormente es sencillamente precioso, marca su carácter desde cualquier punto aunque el frontal marca de la casa, sigue siendo su verdadero toque distintivo. Más de cuatro metros y medio de largo hacen presumir que habrá sitio para todo. Y lo hay.

prueba alfa romeo gulia q4

Los detalles aerodinámicos son sutiles pero efectivos y resultones, las llantas son preciosas y dejan a la vista los impresionantes discos de freno (se puede elegir el color de la mordaza de las pinzas), y la salida de los escapes de la parte trasera, son de verdad, no de adorno.

prueba alfa romeo gulia q4

Estamos ante un cuatro puertas puro y duro, algo que el fabricante debería complementar con una versión de cinco con portón sin modificar la línea exterior lo que podría convencer a más usuarios a la hora de decidirse por el modelo, por la mejora de las posibilidades de carga.

prueba alfa romeo gulia q4

El maletero tiene 480 litros de capacidad muy cuadrado pero con una boca de carga justa, por eso lo de ampliar el número de puertas, lo que facilitaría la entrada y salida de bultos y poder ampliar el espacio abatiendo los asientos traseros.

prueba alfa romeo gulia q4

En la parte delantera, los ocupantes disfrutaran no solo de una buena posición, sino de unos impecables asientos baquet. Deportividad en cualquier circunstancia. Sujetan bien y se agradecen con el paso de los kilómetros. Tacto muy agradable en todo, sobre todo en el volante, que dispone de levas para cuando vayamos ligeros de buen tamaño y fácil utilización. Disponemos de una pantalla de 8,8 pulgadas con conectividad para todo tipo de Smartphone, y navegador, además de poder controlar muchas funciones del vehículos.

prueba alfa romeo gulia q4El asiento trasero está pensado para que vayan cómodamente dos, ya que la caña del cambio hará que el del centro viaje algo forzado. No obstante hay especio de sobra para las piernas, y los viajes serán también un placer.

prueba alfa romeo gulia q4

Monta un propulsor de 2.0 turboalimentado que da 280 caballos (existe la versión Quadrafoglio Verde mucho mas prestacional, pero en los tiempos que corren esta es la opción que llegaría a mas potenciales compradores) y cambio automático de 8 velocidades anunciando prestaciones solventes. Poco más de cinco segundos en alcanzar los 100 kilómetros por hora desde parado y 240 de velocidad punta.

prueba alfa romeo gulia q4

EN MARCHA UN ANDAR ENVIDIABLE.

Sencillamente, una delicia. En tráfico urbano ya se nota para lo que está pensado gira plano y se nota que el tarado de suspensión es más duro que en el de un turismo convencional.

En vías rápidas es un tiro. El motor turbo tiene comportamiento de turbo, y el complemento del cambio automático le da mucha vida si vamos en la posición Sport (también están disponibles Eco y Normal). Se notan los cambios y el coche se “siente”, algo que por desgracia esta casi perdido.  Los adelantamientos son fulgurantes y se pueden hacer buenas medias.

prueba alfa romeo gulia q4

Sus bondades salen aun más a la luz en tramos virados y carreteras de montaña. El bastidor es impecable, lo aguanta todo y más, y avisa cuando te pasas, de forma noble y sintiéndose incomodo con la situación. Si el asfalto pierde agarre, (cualquier incorporación/salida en vías rápidas suelen estar sucias de más y nos vale de prueba), seremos los mejores, ya que el Veloce ni lo nota.

prueba alfa romeo gulia q4

A tener en cuenta, que no se cansa de frenar y si apuramos en este sentido nos pueden saltar las luces intermitentes de emergencia. Tampoco viene mal porque los que nos hayan pretendido seguir no frenaran igual. Se puede modificar el grado de asistencia de la dirección para conducir aun mas a nuestro gusto.

Es sin duda un vehículo que resiste con el resto de berlinas a la presión de los SUV, pero si queremos prestaciones, sentir nuestro coche, y ser diferente en los acontecimientos sociales a la mayoría de usuarios, es nuestro coche. Eso sí, la versión que ilustra estas páginas, supera los 60000 euros. Es lo que tiene subirse a la historia del automovilismo.

prueba alfa romeo gulia q4

EN EL MONTE. DE VISITA.

No se debe sacar este Gulia de lo negro nada más que lo imprescindible. Está pensado para rodar igual de bien en asfalto bueno y seco que en zonas más sucias rotas o deslizantes. No obstante una nevada ligera o un camino en buenas condiciones, sacaran a relucir las bondades de la tracción total.

prueba alfa romeo gulia q4

Por neumáticos, altura libre y demás, lo mejor asfalto puro y duro, donde será el rey si las cosas se ponen feas en cuanto a adherencia.

prueba alfa romeo gulia q4

LA OPINION DE JUAN GARCIA NOBLEJAS. “EL DISEÑO, ES LO QUE EMOCIONA”.

Profesional de la automoción desde hace décadas y habiendo formado una familia más que numerosa lo que implica tener en casa más de un coche, este propietario de Alfa tiene a su  147 como el favorito de todos: “Si algo diferencia a Alfa Romeo del resto de fabricantes, es su interés por ofrecer diseños que no vayan en la línea de la competencia, cada vez mas conformista en cuanto a formas. Pasa el tiempo y da gusto ver todos los modelos, no hay ninguno feo en el catalogo. Por cierto este Veloce es una maravilla, muy deportivo y eficaz, sin perder lo práctico para una familia”.

prueba alfa romeo gulia q4

Artículo anteriorComparativa 4×4. Todoterrenos de mayor historia en el mundo actual.
Artículo siguienteAccesorios. Gama de rescate de ARB.