prueba subaru imprezaNunca lo habíamos probado, eclipsados por sus hermanos de gama que tan buenas capacidades tienen fuera del asfalto y que tanto nos gustan, pero ya era hora de hacerle un hueco conocerlo de cerca. Tras un pasado más que laureado en competición, el modelo vive una época entregado a un uso familiar.

prueba subaru impreza

Su última actualización, mantiene líneas más bien convencionales, huyendo de las tan de moda líneas de LED en el frontal con las que otros fabricantes intentan dar personalidad a sus lanzamientos. Actual pero sin excesos. Cinco puertas, el tipo de carrocería más demandado.

prueba subaru impreza

Para diferenciarse, este Imprezza tiene logos específicos, que nos recuerdan que es un acabado hibrido, con detalles azules entre los emblemas.

prueba subaru impreza

Facilidad de acceso y buena vida a bordo, con el nivel habitual de calidad de la marca. Instrumentación sencilla y mucha de ella con interruptor, lo que se agradece.

prueba subaru impreza

En cuanto a la motorización el probado Boxer de dos litros y 150 caballos, es el protagonista, apoyado por uno eléctrico de casi 17. Esto permite circular sin emisiones un  par de kilómetros y poder recargar la batería situada bajo el maletero de forma sencilla en frenadas y retenciones de motor además de disfrutar de la etiqueta ECO.  Se anuncia un consumo inferior a los ocho litros, pero a nosotros se nos subió hasta casi los nueve, eso sí, sin tratar de ahorrar.

prueba subaru impreza

En marcha es agradable en cualquier circunstancia, el cambio VTC, se muestra perezoso y rumoroso si le exigimos de golpe, pero con las levas en el volante, podemos rodar de forma ágil en tramos virados y de montaña. Tamaño correcto para la ciudad y buen comportamiento en carretera.

prueba subaru impreza

Es desde luego una opción racional, ya que con un Impreza tendremos un turismo sin problemas, con muy buenos acabados, práctico y con el plus de la tracción total. En un mercado donde la mayoría de los SUV tienen  tracción a un eje, mayor altura en el centro de gravedad, mayor peso e inercias, este Subaru les gana en dinamismo en cualquier circunstancia. Como valor añadido, su sistema hibrido de propulsión le permite circular en ciudad en zonas restringidas. Sin descuentos desde 35000 euros se puede tener uno.

prueba subaru impreza

En el monte. Superando lo previsto.

Está claro que quien salga fuera del asfalto con asiduidad, tiene el resto de  modelos  del catalogo de la marca para elegir, pero hay que tener en cuenta, que pese a la escasa distancia al suelo el sistema Symetrical, garantiza buena tracción en cualquier circunstancia.

prueba subaru impreza

Así las cosas, en carreteras de mal asfalto, rotas, bacheadas  y sobre todo invadidas de barro o vegetación circularemos sin problemas. Si nieva, lideres en movilidad, ya que en las olas de frio podremos circular sin problemas, mejor aun si montamos neumáticos de invierno.

prueba subaru impreza

 

 

 

Artículo anteriorPrueba preparado. Toyota Land Cruiser 120. Unidad muy personal.
Artículo siguienteFerias. Previo Motor Aventura 2022. Los 4×4 tienen motivo para festejar.