skoda retroAcababa la década de los sesenta y el autocross debutaba como disciplina en nuestro continente. Skoda con sus modelos y pilotos oficiales dominaban las categorías de pequeña cilindrada del certamen. La marca, pasó a dedicarse a los rallies y los circuitos pero no olvidó el buen comportamiento de su modelo 110. A imagen de los que se construían en la costa oeste de Estados Unidos,  en Bélgica reduciendo la batalla, se realizo el V Fokap y en Italia con medidas originales el Kirby. Dede la central de la marca se construyeron cinco prototipos del denominado Buggy Type 736. Con carrocería de metal y propulsor de 45 caballos. Pese a pasar con solvencia las pruebas previas,  finalmente no llego a producirse, rodando tan solo uno de ellos como vehiculo auxiliar en el aeropuerto de Praga. Actualemente el museo de Skoda conserva la quinta unidad construida.

Artículo anteriorAniversario. Carles Barangé. Dos décadas de competición 4×4.
Artículo siguienteAccesorios. Cámaras complementarias en el Kia Sorento. El SUV 4X4 sin ángulos muertos.