áfrica trophyMerzouga ha sido el epicentro de la quinta edición de África Trophy, cumpliendo los objetivos para los cuales los organizadores realizan esta prueba. La misma,  pretende ser una herramienta para aficionados que quieren vivir una experiencia dakariana, o para aquellos equipos que quieren prepararse para las grandes pruebas en un formato muy similar a muy bajo coste, y con estos perfiles varios equipos se dieron cita en la población marroquí, en las instalaciones de Ali el Cojo el domingo día 13 de noviembre para pasar la pertinentes verificaciones administrativas y técnicas. África Trophy no exige una preparación especial de los vehículos, es una prueba limitada a velocidad máxima 90 km por hora y a diferencia de los raid, en los peligros señalados en el rutometro es obligatorio frenar para no penalizar, lo que siempre ha minimizado averías y accidentes, una fórmula que se considera indispensable debido a la no existencia de medios aéreos para atender a los participantes, y que por otro lado acerca a aficionados de base a cumplir sus sueños de un reto tipo raid en el desierto.

áfrica trophy

La edición 2022 se ha desarrollado en cinco etapas de un detalladísimo rutometro, realizado con la supervisión del laureado Jordi Viladoms, lo que ha asegurado el carácter y estilo de las viñetas Dakar 2023, así como su simbología. Un completo reconocimiento de más de diez días con el equipo de la organización dio como resultado un recorrido novedoso, con continuos cambios de escenario, entretenido y exigente para los pilotos y exigente en concentración para los copilotos. Diseñado en forma de trebol alrededor de Merzouga, y usando algunos enlaces entre todas las etapas reunían todos los escenarios y dificultades que se encuentran en el desierto, combinados con la tipología de rutometros para ese escenario, desde pistas muy marcadas a rumbos en todo tipo de superficies, ríos de arena, dunas. De todos es conocido la dificultad de lectura de viñetas en determinados escenarios de desierto, la aparición de huellas de otros participantes y no disponer de casillas inequívocas, hace que un novel sea prácticamente imposible que complete la ruta sin perderse varias veces, pero para evitar ese miedo la organización da diariamente el recorrido y los puntos de paso que coinciden en número con las casillas del rutometro, esto permite a quien no tenga experiencia ir comprobando su buen hacer, y a los más experimentados, ir comprobando especialmente en los rumbos las decisiones tomadas.

áfrica trophy

Sorprendentemente a lo largo de las etapas, se vio una evolución de todos los participantes, pero especialmente aquellos que solo usaban el GPS y ponían poca atención al rutometro, normalmente invertían menos tiempo en completar la etapa, pero las penalizaciones por no ser precisos en los controles de velocidad evitaban ganar la etapa, siendo fácil ver a equipos realizar mejor papel con el papel que con GPS, demostrando que la velocidad no prima si no se navega correctamente cumpliendo el reglamento. Con dos categorías diferenciadas, en SSV y 4×4 Todoterreno, en el primer caso, la clasificación fue muy apretada con continuos cambios de líder, y con posibilidades hasta la última etapa. Sin embargo en coches Fernandez-Lahsen  lideraron con su Toyota prácticamente todos los días, estableciendo diferencias cuando combinaron a la perfección la lectura del rutometro con el uso del GPS haciéndose con la victoria. En segundo lugar, los dobles campeones de España Pita-Herrero se lo pusieron difícil con su Ford Ranger, a pesar que su único objetivo es practicar en escenarios de desierto, una de las opciones para las que se ha creado África Tophy, logrando poner en apuros a los navegantes que tan sólo han usado instrumentos de navegación y obligando a buscar técnicas que al final de las etapas confesaron que les ha servido para una gran evolución de cara a pensar en citas más importantes deportivamente. Salazar-Gómez, cerraron el podio de la categoría a bordo de un Jeep.

áfrica trophy

En la Categoría SSV de buggies ligeros, destacaron por una reñida clasificación hasta el último momento, variando etapa tras etapa los resultados de liderato. Finalmente, y con una cuidada navegación se hacen con la victoria de Sánchez-Rubio, seguidos por Martínez-Cabanillas y Llorente-Llorente con menos de un minuto de diferencia entre el segundo y tercer puesto respectivamente. La recompensa final para los equipos en podio consistió en un completo pack de productos de Motul, a los que se añadió a los ganadores absolutos de SSV un Moderno equipo GPS de Lowrance y para los 4×4 un Juego de Neumáticos Cooper Tires. La organización ya trabaja en la próxima edición repitiendo el formato, rutometro de alta calidad y tipología Dakar, fechas fuera de grandes pruebas aún por definir, y un equipo de organización preparado para hacer sentir a los participantes estar en una prueba de gran nivel, con equipos de rescate, médico y control vía satélite de los participantes.

 

 

Artículo anteriorPresentación. Esteve-Villalobos con máximas aspiraciones en el inminente Dakar Saudí.
Artículo siguienteAccesorios. Línea camper para el Dacia Jogger.