prueba nissan qashqaiLo que es la vida. Multitud de modelos pensados para uso familiar, SUV y demás, son incluidos como todo terrenos en las cifras de las mayores ventas. Las Pick up son industriales y como tal no aparecen en las listas normales, y por no salirnos de la marca, los todo terreno de verdad de su catalogo como la Navara no se computan y el Patrol o la Titán  no se venden en nuestro mercado.

prueba nissan qashqai

Para más inri, las ventas se centran mayoritariamente en las versiones 4×2, que es realmente lo que necesita el cliente final, que de todo terreno no quiere ni oír, solo quiere un vehículo espacioso cómodo con mayor altura de carrocería, donde poder ir a trabajar y cuando toca llevar a la familia y más si es numerosa, ya que se comercializa hasta con siete plazas de capacidad.

En Nissan fueron visionarios y con el lanzamiento del modelo hace tres lustros, consiguieron atraer a mucha clientela que año tras año refrendan el acierto. Por eso el Qashqai, aparece en la parte alta de las listas de ventas, y en este 2020 repite. Ante la inminente renovación hemos querido conocer los secretos de un  éxito que va camino de convertirse en eterno.

prueba nissan qashqai

Exteriormente, la línea es atractiva y mantiene un buen equilibrio entre deportividad y prestancia, manteniendo un tamaño que parece transmitir que “aquí cabe todo”. Detalles como los pasos de rueda o las barras de techo refuerzan su imagen SUV. Las llantas de 19 pulgadas y los neumáticos de perfil bajo ratifican un enfoque cada vez más hacia el asfalto.

prueba nissan qashqai

El interior, está muy bien rematado y con buenos materiales. El cuero de los asientos tiene un tacto agradable, sujetan bien y en los delanteros el copiloto agradecerá el reglaje eléctrico algo normalmente reservado solo para el que conduce.

prueba nissan qashqai

La segunda fila, es capaz hasta para tres adultos y un autentico salón para dos, por postura y espacio.

prueba nissan qashqai

El maletero alberga 430 litros de capacidad, que puede llegar a 1600 si abatimos los asientos traseros. La parte baja se divide en dos zonas con tapas que se pueden poner en posición vertical para que la carga no se desplace.

prueba nissan qashqai

Debajo, en el hueco de la rueda de repuesto sustituida por el kit anti pinchazos se encuentra el altavoz de refuerzo de graves del eficaz equipo de audio.

prueba nissan qashqai

Nuestra unidad de pruebas montaba el motor 1.3 DIG- turbo alimentado de 140 caballos, que mueve el coche con soltura y sin disparar los consumos. Sorprende que en contra de la moda habitual de poner una tapa que cubre todo tenga en este caso la práctica totalidad de elementos mecánicos a la vista.

prueba nissan qashqai

En marcha es todo suavidad y buen comportamiento general, tiene que gustar a una amplia horquilla de conductores, y lo consigue. Buena visibilidad, facilidad de manejo y un completo equipamiento de ayuda a la conducción acabaran de convencer a muchos de los que se pongan al volante. Tarados de suspensión correctos y prestaciones cuando se necesitan gracias al turbo, que agiliza muchas maniobras.

pruebas nissan qashqai

En resumidas cuentas, el cliente final ha visto en este Nissan una constante de robustez recuerdo de los todo terrenos puros de la marca, un puesto de conducción elevado, confort y calidad a bordo, espacio para la familia y los bultos que la acompañan, diversidad de motorizaciones, bajo consumo y mantenimiento y en una cantidad que refrenda la buena visión comercial del fabricante unas ventas generosas. Sin destacar en nada el Qashqai no desentona en ningún aspecto, ofreciendo una relación calidad/precio/equipamiento muy buena. Tanto usuario no puede estar equivocado.

La actualización irá más allá incorporando nuevos sistemas de propulsión que podrían incluir la electrificación con lo que llegará a incluso más segmentos de posibles compradores.

prueba nissan qashqai

En el monte, mejor con tracción total.

Pese a que se han vendido muchas unidades, pocos son los que se ven por los caminos. Las escasas ventas respecto de la versión de tracción a un eje, hablan a las claras de que quien quiere un Nissan campero, piensa en otro modelo. Zonas donde nieva o reinan las malas condiciones meteorológicas son su hábitat natural. Tan solo la buena altura libre, anima a salir del asfalto pero siempre con máximas precauciones si empeora el terreno.

 

Artículo anteriorPrueba. Jeep Compass Trailhawk PHEV. El más polivalente de los 4×4 americanos.
Artículo siguienteCajonera y depósito montado en todoterreno