prueba skoda octavia scoutLlevamos meses probando vehículos que salen al mercado y por desgracia en su mayoría van perdiendo capacidades para salir fuera del asfalto bien por perdida de la posibilidad de adquirirlo con tracción total o porque al actualizar diseños pierden altura libre o buenos ángulos característicos, por no hablar de los estrictamente nuevos que no son muy amigos de los caminos. Este Skoda, resiste con buenos argumentos para ser una opción válida para clientes finales que no quieren un familiar sin más.

prueba skoda octavia scout

Exteriormente, su línea es atractiva, diferenciándose de sus hermanos de gama por ser 1,5 centímetros más alto y contar con pasos de rueda y línea de bajos protegida por una banda plástica. El logo lateral de Scout y el trasero de 4×4 son también detalles diferenciales.

prueba skoda octavia scout

El interior es toda una invitación a viajar. Asientos cómodos y envolventes, espacio para todo y salpicadero agradable y con todo a mano. Los materiales son correctos y desde luego que no echaremos nada en falta.

prueba skoda octavia scout

Los traseros son espaciosos y salvo que sean muy corpulentos, tres pasajeros tendrán un mínimo espacio.

prueba skoda octavia scout

Como complemento el techo solar permite dejar una superficie acristalada que cubre a todos los ocupantes lo que hará más de un trayecto más agradable de lo previsto.

prueba skoda octavia scout

El maletero es sencillamente enorme. Los 640 litros con cinco ocupantes, pueden llegar a los 1740 si abatimos los asientos traseros. Cuenta con una tapa abatible en el centro del asiento trasero que permite meter esquíes sin problemas.

prueba skoda octavia scout

Bajo la tapa de carga encontramos solo el kit anti pinchazos, debiendo si o si incluir una rueda de repuesto aunque sea de emergencia porque espacio hay. Tirando de una palanca aparece una bola de remolque escamoteable que permite arrastrar una tonelada de peso.

prueba skoda octavia scout

El motor es un diésel 2.0 que da 200 caballos, suficientes para mover el vehículo aun con ocupantes y carga. Siempre progresivo y agradable de uso. Su consumo es contenido, según el fabricante en combinado se puede bajar de los seis litros, a nosotros viajando sin pensar en gastar poco con un solo ocupante y poco equipaje, consumimos poco más de siete. Lo mejor es que con esas cifras y un depósito de 55 litros la autonomía supera sin problemas los 800 kilómetros.

prueba skoda octavia scout

Rodar con este coche es todo un placer. Comportamiento noble y previsible, permitiendo adoptar un ritmo cómodo y si rodamos a velocidades en el umbral de lo multable, permitirnos rodar muchos kilómetros sin darnos cuenta. Lleva propulsor diesel sí, pero en la ciencia ficción de la electrificación, inviable salvo circunstancias favorables, podremos hacer uso continuo de nuestro Octavia, pagando lo menos posible por un combustible cada día más caro.

prueba skoda octavia scout

Completísimo equipamiento y calidad contrastada en todo lo que ofrece la marca nos deberían acabar de convencer. El precio según extras rondará los 35000 euros. A cambio dispondremos de un vehículo familiar de verdad y que nos permitirá viajar en las peores condiciones o aventurarnos en recorridos fuera del asfalto.

prueba skoda octavia scout

En el monte, más de lo previsto.

Es una pena que el esfuerzo llevado a cabo por el fabricante en ofrecer un vehículo con posibilidades de rodar fuera del asfalto, no se haya sido más radical en las diferencias con los hermanos de gama. Una llanta de menos diámetro, hubiera abierto el abanico de utilización de mas referencias de neumáticos de invierno y por supuesto mixtos, ya que la monta de origen 225/45 R 18” está totalmente enfocada al asfalto.

prueba skoda octavia scout

Un frontal con un spoiler más acorde mejorando el ángulo de ataque también habría sido bien venido. No obstante en los modos de conducción tenemos el  “off Road”, que activa un funcionamiento más eficaz a la hora de que actué el 4×4 y podremos circular por pistas y caminos en buen estado sin problemas. Subidas prolongadas o zonas ligeramente embarradas tampoco serán un obstáculo.

prueba skoda octavia scout

Lo mejor, que en nieve y superficies deslizantes, podremos rodar con todas las garantías, eso si, sin olvidar que nuestra altura libre es la que es y que no contamos con protecciones de bajos robustas. Desde luego que sacaremos los colores a modelos con aparente mejor presencia aventurera.

prueba skoda octavia scout

 

Artículo anteriorFormación. Curso de navegación digital. Tus carreras 4×4 sin pérdidas.
Artículo siguienteRutas. La península dispuesta para tu todo terreno con los destinos de Agreste 4×4.