prueba subaru outbackLa sexta generación del Outback, ratifica la apuesta del fabricante japonés por el modelo en cuanto a mantener, si no mejorar, sus aptitudes para rodar fuera del asfalto. Ya tuvimos la ocasión de conocerlo, ( https://montalbanmedia.com/contacto-subaru-outback-2021-un-suv-4×4-aun-mas-campero-y-capaz/ ) y ahora lo hemos podido probar más a fondo.

prueba subaru outback

A modo de recordatorio, el Outback 2021, estrena la plataforma que el fabricante utilizara para varios modelos de la marca. Tiene 4,87 metros de longitud, seis centímetros más alto, y aumenta su altura libre hasta los 22 centímetros.

prueba subaru outback

Los ángulos característicos quedan ahora respectivamente en 19,7.21 y 22,6 centímetros. Monta un propulsor bóxer de 169 caballos (en otros mercados sin restricciones en cuanto a emisiones se comercializa uno turbo de 240) y cambio CVT.

prueba subaru outback

En marcha, que vengan kilómetros.

Este bastidor, más rígido, mejora a su predecesor y se muestra efectivo en toda circunstancia. En recorridos urbanos no deberemos olvidar el tamaño que movemos. En todo tipo de carreteras, excelente compromiso en el tarado de suspensiones, que permite abordar largos viajes con tremenda comodidad y confort.

prueba subaru outback

Muchos kilómetros en vía rápida parecen no sentirse y  animan a pensar una vez que nos bajamos en el siguiente desplazamiento.

prueba subaru outback

Capacidad para los pasajeros, que han visto aumentar su espacio a bordo, gran modularidad del espacio de carga que con cinco ocupantes tiene 522 litros, pero que con el asiento trasero plegado alcanza los 1822, buena climatización, y con muchos detalles para los que hacen mucha vida al aire libre.

prueba subaru outback

En cuanto al consumo, rodando a velocidades no multables, y con un solo ocupante sin equipaje, sin preocuparnos en absoluto por este aspecto, no llegamos por poco a los 10 litros, habiendo sufrido atascos y habiendo rodado por pistas y caminos.

prueba subaru outback

Destacan las barras de techo escamoteables, que permiten aumentar la capacidad de carga, aunque es de los poquísimos modelos en los que se pueden meter bicicletas en la parte trasera sin tener que desmontarlas. La boca de carga es amplia y el borde esta a baja altura para facilitar el movimiento de bultos.

prueba subaru outback

Da gusto que haya fabricantes que sigan fieles a sus principios y no traicionen sus convicciones. Subaru tiene una gama con modelos camperos de sobra, pero si además mejora estas condiciones, debería tener el respaldo del cliente final, ya que en el sector nos quejamos de la escasez de modelos para poder salir al monte con garantías. Este es uno.

prueba subaru outback

El precio arranca en los 39500 euros, teniendo varios niveles de equipamiento, incluida la posibilidad de adquirirlo con deposito de GLP y circular con ese sistema, con un costo por kilometro que baja hasta alrededor de la mitas de un modelo convencional.

prueba subaru outback

En el monte, mucho más de lo que parece.

Bajo la apariencia de un elegante familiar, se esconde un vehículo mas capaz, no solo que otros similares de su competencia, sino que muchos con mas pretensiones camperas que lucen el logo 4×4 sin rubor. Aquí tenemos buenos recorridos de suspensión y buen sistema de tracción.

prueba subaru outback

Tan solo nos faltaría cambiar los cinco neumáticos, (si, recordamos que tiene de repuesto) por unos de dibujo mixto para tener un vehículo 4×4 en el amplio sentido de la palabra.

prueba subaru outback

Las mejoras para salir fuera del asfalto de este Outback se centran en el aumento de ángulos característicos, sobre todo por la ganancia en altura libre, y el mantenimiento del sistema X Mode, que con dos posibilidades de utilización, se muestra eficaz a la hora de atravesar pasos complicados.

prueba subaru outback

Pudimos comprobar, que tiene que ser ya un obstáculo considerable el que haga que demos con los bajos en el terreno.

prueba subaru outback

Hay que agradecer en este aspecto que el fabricante sigue ofreciendo  la posibilidad de sustituir las protecciones de plástico de origen del tren delantero por unas metálicas sin excesivo desembolso.

prueba subaru outback

Teniendo en cuenta las esquinas delanteras, nos movemos sin problemas no solo por pistas y caminos rotos sino también por tramos con roderas o pedregosos. El avance es progresivo y salvo trialeras que pocos todo terreno abordarían, llegaremos a cualquier sitio.

prueba subaru outback

Solo una pega. Algo tan importante como la tracción total y su gestión, no tienen conmutador propio, sino que se debe de activar a través de la pantalla táctil, algo que no nos gusta, porque el avance del vehículo esta como el resto de prestaciones dinámicas por encima del entretenimiento o la conectividad.

prueba subaru outback